Ixhuatlán del Café.- Elementos de Cruz Ámbar lamentan la muerte de uno de los fundadores de esta corporación altruista y que sólo busca ayudar a las personas en situaciones como padecimientos, siniestros o desastres; indicaron que Jesús Juárez Hernández no era ningún delincuente, sino una persona que le gustaba ayudar a las demás personas.

Joel Cortés Rosas, encargado de la corporación de Cruz Ámbar en Ixhuatlán del Café, tras el sepelio de su amigo, lamentó que elementos de Marina hayan abatido de tal forma a quién alguna vez fue miembro de su corporación y fundador de la misma hace 17 años.

“Estamos muy tristes por lo que pasó y a la vez nos da mucha impotencia el no poder hacer nada, conocía bien a Jesús y no era ningún delincuente, sí; como a muchos se le pasaban las copas de vez en cuando, pero eso no es delito”, indicó el indignado titular de Cruz Ámbar.

Abundó que el tiempo que llevaba de conocer al mecánico Jesús Juárez, fue suficiente para saber que él no era un delincuente y ello le da la certeza de que su amigo pasó en momento y lugar equivocado.

“Era una persona tranquila, todo el pueblo lo sabe, él y los demás muchachos también los conocimos y nunca se metieron en problemas, el pueblo está indignado, se siente en Ixhuatlán una tristeza profunda, pues sentimos que no podemos confiar en nadie”, dijo.

Puntualizó el jefe de la corporación de rescate que la última vez que habló con su amigo fue durante la salida y llegada de la “Antorcha guadalupana”, donde habló con él, le deseó suerte y cuando regresó lo recibió como a los demás y les felicitó por su esfuerzo, es por ello que todo el cuerpo de Cruz Ámbar se siente triste por esta pérdida.

 

 Mauricio Láinez Vázquez

El Buen Tono