CÓRDOBA.- Derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lamentan la mala organización al interior, pues ante las medidas sanitarias que se están adoptando, se está impidiendo el acceso a los usuarios, sólo pueden ingresar a las instalaciones de la Clínica 61, una vez que son llamadas por las recepcionistas, mientras deben esperar afuera en la calle.

Además de ir a consulta, algunas personas necesitaban realizar otros trámites, más de información, pero desconocían qué debían hacer, por ejemplo, si tenían que formarse.

Paulina, de la tercera edad, reconoció que si bien es en afán de protegerlos, el hacer que por horas esperen en las afueras de la clínica los expone al Sol, lo que afectará, por ejemplo, a quienes padecen de la presión.

Mario Muñoz señaló que en esta ocasión acompañó a su esposa a cita, él tuvo que esperar afuera; sin embargo, desconoce cómo será cuando tenga él consulta, ya que padece una enfermedad de tipo psiquiátrico y cuando acude a la clínica 8 siempre debe ingresar acompañado a causa de su padecimiento, hasta el momento no le han informado si podrá hacerlo de la misma forma.

Lo mismo sucede con Paulina Cobián que si también conoce el motivo por el cual se toman estas medidas, en su caso, le corresponde el turno de la tarde, llegó a la clínica a las 10:00 horas y ahí tuvo que esperar bajo el intenso calor para poder hacer su cita.

Clemente García señaló que sólo tenía que hacer una pregunta, pero desconoce si también tenía que formarse o esperar todo el tiempo.