Córdoba.- “El desvío de más de cien millones de pesos durante el trienio del ex alcalde Juan Antonio Lavín, ya no es competencia de la actual administración municipal, encabezada por Francisco Portilla Bonilla, sino de las instancias oficiales como lo es el ORFIS”, señaló el síndico del Ayuntamiento, Luis Díaz Barriga. 

“El Órgano de Fiscalización Superior es quien se encarga del tema Lavín, dicha instancia ya tiene toda la documentación al respecto, nosotros hicimos el trabajo que teníamos que hacer”, dijo.

Díaz Barriga, destacó que ya no tiene por qué continuar o interponer algún tipo de procedimiento o acción legal, “en este momento ya no nos corresponde hacer nada en dicho tema”. 

El apoderado legal del Ayuntamiento reiteró que el trabajo que se tenía que hacer, ya se hizo de una manera responsable, “se entregó todo el papeleo y los que se tienen que encargar son las instancias correspondientes y no el Ayuntamiento”. 

Sin embargo, a la fecha el ORFIS mantiene una total impunidad a favor del ex alcalde, Juan Antonio Lavín, quien además demuestra su cinismo al pasearse ahora ya hasta en eventos públicos, sin miedo a ser detenido, demostrando así, que existe un acuerdo en lo “obscurito” con las autoridades que por lo que se ve ya negociaron y hasta tienen bien “billeteada” a la prensa coludida, esa que les dedicó planas completas al desvío de recursos de la pasada administración y que hoy ¡ya están bien callados! ¿qué no les dará coraje a estos funcionarios en el actual Ayuntamiento vivir en una ciudad como la que dejó Lavín? ¿Acaso no son cordobeses? o ¿Será que su compromiso los llevó solamente a entregar los papeles, para después darle carpetazo porque ellos llegaron hacer lo mismo que Lavín? ¡Pobre Córdoba, y qué cómodo Díaz Barriga!