• En el daño patrimonial en fármacos intervinieron funcionarios del cuerpo de Gobierno de la institución, pero aún no les han fincado responsabilidad.
  • Rescinden contrato a ocho trabajadores; los miembros del cuerpo de gobierno que encabezaron el saqueo, fueron despedidos y están impunes


Orizaba.- Ocho trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la delegación Veracruz-Sur con sede en esta ciudad fueron rescindidos por su presunta participación en el robo de medicamentos al instituto, por un monto estimado en 8 millones de pesos.
No obstante, empleados de la institución aseguraron que sus compañeros sancionados son “chivos expiatorios”, pues en realidad ellos entregaron los medicamentos con receta y existen pruebas documentales de ello, mientras que los altos funcionarios, integrantes del cuerpo de Gobierno que pudieron haber cometido el “fraude” o “daño patrimonial”, a esos los rescindieron hace algunos meses, pero no se procedió en su contra, están impunes.
Por si fuera poco, esos funcionarios han demandado al IMSS por despido injustificado y los abogados del área jurídica podrían ocasionar un daño patrimonial al Seguro Social en caso de perder los juicios y tener que pagar una cantidad millonaria en liquidaciones.
Los trabajadores inconformes con esta “cacería de brujas”, cuestionaron ¿y qué hacen los subdelegados, además de llenarse los bolsillos?, pues es un secreto a voces la mala dirección y presumibles corruptelas que comete el subdelegado en Córdoba José Navarro Calderas y su incondicional y cómplice Gerardo Orbezo Parrao, quien estaría incluyendo semanas al Sisec para otorgarles derecho a pensión a muchos, además estafa a los patrones en complicidad con el famoso Frank Joseth Polito Cazarín y ambos le pagan su derecho de piso a Navarro.
En la misiva enviada a nuestra redacción, se menciona también el caso de los PTD, Deyanira Pérez Romero y Luis Alfredo Leyva,quienes al parecer convienen con los patrones para que tengan menos clasificación y ellos también se “mochan” con Navarro, inclusive tienen una oficina propia adjunta a la del subdelegado.
Mencionan que con la nueva administración esperaban un cambio y no se explican por qué siguen manteniendo en el cargo al “corrupto” de José Navarro Calderas ¿o es que a caso él también le pasa “moche” a los nuevos mandos?