El pasado viernes 9 de noviembre se instaló formalmente el proceso electoral 2012-2013 en el Estado de Veracruz. El testigo fue el Instituto Electoral Veracruzano en presencia de todos sus integrantes. Ese día dio inicio la ruta democrática donde ciudadanos, partidos políticos y autoridades electorales transitarán para la renovación del Congreso local y de los ayuntamientos veracruzanos.

La legalidad debe ser una convicción de todos los partidos políticos a través de sus dirigentes, por lo que los ciudadanos los exhortan a que hagan un esfuerzo para que su participación en este proceso electoral sea dentro de los márgenes que establece la ley. 

A los Consejeros de Instituto Electoral Veracruzano, se les exige la aplicación estricta de la ley, para que todo aquel, particular u organización política que con su conducta infrinja alguna disposición legal, deba ser sancionado conforme a derecho.

Por lo tanto, se les demanda para que se conduzcan bajo los principios de certeza, legalidad, imparcialidad, independencia, objetividad, transparencia, equidad y profesionalismo, que deben imperar en la función electoral; cuya obligación se encuentra impuesta en la Constitución Política y el Código Electoral para el Estado de Veracruz. 

Todos debemos estar atentos a que se respete la voluntad del pueblo. El día de la jornada electoral debe imperar el sufragio libre, universal, personal, directo, secreto e intransferible, ya que los Consejeros Electorales desde que aceptaron el cargo, asumieron la alta responsabilidad de servir a todos los veracruzanos en el fortalecimiento de la democracia, esperemos no los defrauden.

Los ciudadanos deben creer y confiar en las instituciones, pues todo aquel que no lo hace, no hará nada extraordinario para conservarlas; en los consejeros recae la responsabilidad de que esa confianza prevalezca y la única forma para lograrlo, es conducirse conforme a la importante encomienda que les impuso el pueblo veracruzano.

Por lo que a partir del viernes pasado, la legalidad y la transparencia debe ser el modus vivendi de la contienda, para que el día de la jornada electoral no se vea contaminada por quienes lo único que pretenden es beneficiarse para sí mismos.

Los veracruzanos requieren de perfiles de candidatos pulcros, con las actitudes y aptitudes suficientes que les garanticen la satisfacción de sus necesidades; y que siempre antepongan el bien común frente a intereses individuales.

Ante lo ya por todos conocido, que lamentablemente nos ha llevado a una realidad, donde la inseguridad, la corrupción, la injusticia, la falta de transparencia y rendición de cuentas, parece ser el común denominador de los gobernantes que padecemos los ciudadanos. Los veracruzanos requerimos de una alternativa, esa debe ser la verdadera alianza que se suscribe con el pueblo de Veracruz.

Los tres niveles de gobierno deben ser respetuosos con el dinero de los veracruzanos, que no se utilice la bandera de la democracia para derrochar y malgastar los recursos del pueblo. Los veracruzanos no quieren discursos estériles ni demagógicos, tampoco fotos espectaculares; los veracruzanos están ávidos de que se les garantice seguridad, educación, empleo y gobiernos diferentes que les ofrezcan un mejor nivel de vida para ellos y las generaciones venideras, devuélvanle al Congreso del Estado y a todos los ayuntamientos la H de honorable que al día de hoy, mayoritariamente es muda. ¿Usted qué Opina?

 

alfredotress@hotmail.com