in

Libra extorsión

Superiberia

Orizaba.- Un empleado federal estuvo a punto de pagar $500 mil que extorsionadores le pedían para no lastimar a su esposa, a quien mantuvieron ‘secuestrada’ en el Hospital Covadonga, la noche del miércoles.

Afortunadamente, la oportuna intervención de elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), coordinados por el comandante regional Tomás Espinoza Hernández y Antonio Lobato Méndez, evitaron la consumación del ilícito y rescataron a la mujer sana y salva.

Este el sexto intento de extorsión que se genera en la zona en solo una semana, por lo que una vez más las autoridades hacen el exhorto para no caer en este tipo de juegos y cortar la comunicación para evitar a los extorsionadores.

En detalles, la Policía informó que el jueves alrededor de las 18:30 horas el empleado federal Moisés Cordero Rangel, de 52 años quien vive en avenida Juárez número 4 de la colonia Emancipación Obrera de Huiloapan reportó del supuesto secuestro de su esposa Ofelia González Altamirano, de 51 años.

A través del teléfono celular desconocidos le pidieron $500 mil como pago del rescate de su esposa.

Alertados por el suceso, la Policía Ministerial desplazó a varios elementos a bordo de patrullas a rastrear la llamada y tratar de localizar a el ama de casa, por lo que buscaron en hoteles, moteles, restaurantes, iglesias y hospitales.

Fue a las 20:15 horas cuando en el Hospital Covadonga encontraron a Ofelia.

El ama de casa señaló que fue conducida a ese lugar por el extorsionador, ya que de no obedecerlo lastimaría a su esposo.

Afortunadamente la mujer fue puesta a salvo, y no se pagó ningún rescate como lo pedían los delincuentes.

GABRIEL LAGOS

EL BUEN TONO

Arranca Copa Panteras

Golpean ocho a un joven