• En la mayoría de los camposantos el ingreso es mínimo, a fin de cuidar la salud de las personas.
  • Hay expectativas por Día de Muertos

Región.- Ante la cercanía de la festividad de Día de Muertos, habitantes de municipios de la región están a la expectativa sobre la operación de los panteones ante la pandemia de COVID-19 que existe.
La tradición mexicana marca que el 1 y 2 de noviembre las personas visitan a sus familiares difuntos para depositar flores en sus sepulcros; actualmente con la contingencia sanitaria lamentaron que este año sea diferente.
Autoridades de Río Blanco dieron a conocer que en el marco de la nueva normalidad, recientemente se reabrió el cementerio local en horario de 07:00 a 18:00 horas, con la restricción de que sólo se permitirá el acceso a dos personas por tumba y con el uso obligatorio de cubrebocas y aplicación de gel.
Para conocimiento de la población, en Ciudad Mendoza se informó que aún no hay fecha para abrir el panteón de forma general, ya que hasta el momento opera con el ingreso de 10 personas para sepelios y cinco para la sepultura de cruces, todo bajo los protocolos sanitarios debidos.
En el municipio de Nogales se conoció que para el ingreso al cementerio Benito Juárez también se aplican restricciones, a fin de evitar aglomeraciones y con ello el riesgo de contagios de Coronavirus.