Lionel Messi, tras el tanto anotado en la victoria contra el Eibar (3-0) en el Camp Nou, alcanzó los 400 goles en la Liga española en 435 partidos, todos ellos disputados defendiendo la camiseta del Barcelona.

Después de entrar en las rotaciones esta semana y no disputar la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, el jugador rosarino regresó a la titularidad en la competición liguera, en la que encadenó su quinto partido anotando por lo menos un gol.