CD. Mendoza.- Con el argumento de “no queremos irnos a la quiebra”, comerciantes de diversos giros se niegan a cerrar sus negocios, pese a la contingencia sanitaria por el Coronavirus, ello tras la circulación de un oficio falso supuestamente emitido por el Ayuntamiento, que ordenaba el cierre de diversos establecimientos.

El documento que desató molestias e inconformidad de los comerciantes, fue supuestamente emitido por la Dirección de Comercio e indicaba el cierre de mercerías, talleres, zapaterías, venta de ropa, jarcerias, accesorios para celulares, papelería, peluquería, financieras, empeños, ferreterías y florerías.

Pero les dieron a conocer que se trataba de una circular falsa, por lo que no tenía ningún efecto.