Córdoba.- Padres de familia de la escuela Ignacio Aldama, de la colonia Fredepo, se reunieron con la Sociedad de Padres de Familia actual para darles a conocer el desfalco de aproximadamente 300 mil pesos que se llevó la Tesorera de la anterior Sociedad, Lucila Pineda Herrera, quien desde el Ciclo Escolar pasado que dejó el cargo no les a dio la cara para aclarar esa irregularidad.

Autoridades de esa institución educativa, como los docentes se deslindaron de los manejos fraudulentos del dinero que realizó la representante. 

Al sitio acudieron presuntos familiares de la Tesorera, quienes trataron de impedir la labor periodística de los medios de comunicación, además de manifestar que este hecho no era cierto; sin embargo, los afectados indicaron que acudieron ante la Fiscalía Regional de Justicia para denunciar el hecho. 

Manifestaron que uno de los requisitos para que pudiera proceder la denuncia es que los padres firmaran la denuncia correspondiente y así poder actuar contra la señalada.