Madrid.- Cientos de personas se congregaron en la emblemática Plaza del Callao, en el centro de la capital española, para decir adiós a Sara Montiel, quien falleció la víspera a los 85 años.

A las 10:00 horas locales (09:00 GMT) de este martes tuvo lugar una misa privada en el Tanatorio de San Isidro y posteriormente el coche fúnebre se dirigió a la Plaza de Callao donde permaneció unos 15 minutos para que los seguidores pudieran despedir a la cantante y actriz nacida en la región de La Mancha.

En la Plaza de Callao, en pantalla gigante se proyectaron dos de sus películas más conocidas y emblemáticas: “El último cuplé” y “La violetera”.

Desde Callao, a un lado de la tradicional Gran Vía, el cortejo fúnebre recorrió después Cibeles y la calle Atocha hasta llegar al cementerio de San Justo, donde a las 13:00 horas locales (12:00 GMT) comenzó el oficio del entierro de la actriz.

En el acto religioso, que encabezó una gran foto de la actriz junto a una inmensa corona de claveles rojos, llegaron sus hijos, Zeus y Thais, muy afectados, y amigos muy cercanos como el actor Máximo Valverde.

 

Agencias