in

MAL HUMOR SOCIAL

ElBuenTono

Por Andrés Timoteo / columnista

Las manifestaciones en la vía pública -calles, plazas y carreteras- no son algo inusual, pero cuándo se dan casi simultáneamente, por distintas demandas y diferentes sectores sociales son un termómetro del humor popular, indicadores de que está fallando en la autoridad que debe atender y dar respuesta a los reclamos sociales. Esta semana habrá movilizaciones por toda la entidad y algunas serán la continuación de las iniciadas en días anteriores. 

Productores cafetaleros, pobladores de municipios serranos, padres de familia de enfermos y cañeros han salido a las calles o bloqueado carreteras e instalaciones de empresas para que las autoridades atiendan sus peticiones, brinden los servicios obligados y corrijan diversas irregularidades que los perjudican. La zona Centro es uno de los puntos que más protestas aglutina. 

Por ejemplo, productores cañeros del ingenio El Potrero en Atoyac llevan semanas bloqueando la factoría en demanda del pago de los remanentes que arrastran desde las últimas dos zafras y ahora anuncian más movilizaciones y bloqueos de carreteras porque el grupo empresarial Beta San Miguel, propietario de la factoría, presentó denuncias penales en su contra por supuestas afectaciones durante los bloqueos.

 En tanto, productores cafetaleros anuncian que esté martes también realizarán bloqueos viales en diferentes puntos, uno de ellos se espera en la carretera federal Fortín-Huatusco, para protestar porque más de 15 mil de ellos fueron excluidos del programa federal de apoyo al cultivo y por la indiferencia de los gobiernos estatal y federal para mediar en el abuso de las transnacionales que acaparan la compra del grano y fijan precios miserables.

 La semana pasada suspendieron la compra de café cereza en la región de Huatusco alegando una sobreproducción, pero todo es parte de una estratagema con dos fines: uno, castigar a los productores rebeldes que han protestado y dejarles el fruto cortado o retrasar su recolección de las matas hasta que la fruta sea inservible para la venta.

 El otro objetivo de los monopolizadores es seguir rebajando el precio mismo que en algunos puntos de compra lo cotizaron hasta en 5 pesos por kilogramo, lo que significa una pérdida casi total para el productor pues para que el fruto sea rentable requiere un precio no inferior a los 10 pesos, lo que no han permitido los compradores en esta cosecha. 

A pesar de que han solicitado la intervención de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), del Bienestar y de Economía, así como del gobierno de Veracruz, nadie ha respondido a sus peticiones y ante la indiferencia oficial los cafetaleros saldrán a bloquear vialidades para obligar a que se establezca una mesa de negociación y se evite el colapso financiero de la cosecha 2019-2020. 

También el viernes, habitantes de comunidades serranas de Calcahualco llegaron hasta la caseta de peaje de Fortín de las Flores, sobre la autopista Córdoba-Orizaba, y bloquearon por varias horas la circulación para exigir la intervención del gobierno estatal a fin de que medie con el Gobierno de Puebla ya que una obra que realiza afecta a comunidades serranas de Veracruz. 

La obra ha dañado el flujo de agua del manantial Cerro Gordo que abastecía a 300 familias que ahora no tienen forma de acceder al líquido. Pese a que los manifestantes liberaron la caseta de peaje por la tarde-noche del viernes, amenazan con reanudar la protesta esta semana porque no fueron atendidos por los funcionarios estatales.

AmoramarMx Superiberia

Policías “vigilan” desarmados

30 años de ingobernabilidad tolerada en Córdoba