CÓRDOBA.- El pasado lunes, en las afueras de la Jurisdicción Sanitaria Número 6, por indicaciones de Margarito Ramos Gómez, dirigente local del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, manipulando a los trabajadores agremiados a su sección sindical, llamó a Reunión Extraordinaria para que en supuesta unidad laboral, se manifestaran por la falta de equipos y materiales necesarios para la atención médica, todo con la supuesta preocupación de la Pandemia por Coronavirus Covid19.

Sin embargo, todo tiene un trasfondo, simplemente, el alardear y hacer creer que aún tiene fuerza su débil persona, ya que olvidó, que antes de ser un líder sindical, es un trabajador de la Secretaría de Salud, que percibe un salario por parte de la Institución, misma a la cual, hasta él, debe respetar en las obligaciones.

Al estar enfrascado únicamente en ver su derechos y olvidar su obligaciones, expuso a sus seguidores y al personal que bajo engaños llamó y dejaron sin atención médica de Primer Nivel a Centros de Salud porque médicos y enfermeras lo acompañaron en la supuesta manifestación, ya que se aglomeraron más de 30 personas, en un espacio en donde únicamente tiene capacidad para 10, la misma prensa a la cual llamó para validar su poder fue testigo de cómo violentó las indicaciones del nivel federal ante su supuesta preocupación por el Coronavirus (Covid19). 

Se evidenció su falta de apego a los lineamientos de la Jornada Nacional de Sana Distancia, ya que su personal, algunos sin portar uniforme, con cubrebocas confeccionados con material no permitido y de nula función, ninguno guardó distancia de 1.5 metros, exponiendo más aún a sus seguidores.

Aprovechó la llegada de El Bodoque del DIF para pararse y salir en la foto, ya que el Sistema Municipal DIF hizo entrega de material y equipo para la atención médica ante el Covid-19 a la Autoridad Jurisdiccional, este material se otorgó después de quedar como acuerdo en la Reunión Ordinaria del Comité Municipal de Salud, NO por gestión de alguna parte sindical, mucho menos la de Margarito Ramos Gómez.

Las autoridades de Salud hacen un llamado al personal para que realicen sus actividades de la mejor manera, sabidos que deben ser respetados en sus derechos, pero que también deben tener en cuenta sus obligaciones.

Se sabe que la Fiscalía del Estado lo tiene identificado por diversas anomalías dentro de su mandato, y será enviado al Nivel Federal un documento en el cual expresamente sea revisada y auditada su gestión con todo detalle, ya que también trabajadores y por desgracia ex trabajadores, tienen las evidencias para demostrar que han dado dinero al líder sindical, para la obtención de plazas o lugares a modo para trabajar y en el caso de ex trabajadores, que aún cuando dieron fuertes cantidades de dinero, Margarito Ramos Gómez NO cumplió con su palabra y no fueron ni siquiera contratados.