• Detienen a 100 manifestantes
  • Durante la movilización anunciaron una huelga nacional de las empresas a partir del 26 de octubre.

Minsk.- Miles de opositores desfilaron ayer contra el presidente bielorruso Alexander Lukashenko, a pesar de la amenaza de la Policía de reprimir con armas de fuego la protesta, durante la cual detuvieron a 100 manifestantes.
Se trató de la primera acción importante desde el ultimátum que le dio a Lukashenko, que ocupa el cargo desde 1994, la líder de la oposición Svetlana Tijanóvskaya, refugiada en Lituania.
Dijo que tiene hasta el 25 de octubre para que deje el cargo, de lo contrario llamará al país para manifestarse y a una huelga general.
La protesta se llevó a cabo en una arteria del Sur de la capital, donde se encuentran varias fábricas,
todos gritaron: “Huelga”.