Orizaba.- El presidente de la Asociación de Médicos Generales en Orizaba, Adrián Arellano Muñoz, dijo que el gobierno federal tiene que entender que los mexicanos piden un basta ya de echar culpas a las administraciones anteriores y destinar el presupuesto necesario en materia de salud debido a que no se trata de un tema cualquiera y de no hacer lo correcto las consecuencias podrían ser fatales.
En una opinión personal no descarto “que haya mentes tan distorsionadas que piensen más en lo económico (posiblemente, no lo estoy afirmando); puede encajar en mentes maquiavélicas el pensar que mientras menos población haya se podrá distribuir los recursos económicos y eso no encaja dentro de la mente del médico pero podríamos pensar la probabilidad que dentro del político si”.
Arellano Muñoz, dijo que de acuerdo al Centro de Investigación Económica y Presupuestaria en el 2021 se tendrán 7 millones de pesos menos en este rubro, datos que son de suma importancia porque puede traer como consecuencia problemas no solo de salud entre la población, también de gastos en las instituciones correspondientes, además de frenar el desarrollo y en casos más drásticos la muerte de personas.

*el tip
Tiene otros datos
De acuerdo al reporte del Observatorio Mexicano de Vacunación 2020 el 87 por ciento de los casos de quiene no obtuvieron una vacuna se debió principalmente a que no había el biológico requerido; ante ello, el subsecretario Hugo López Gatell culpó a la corrupción de erosionar la capacidad del Programa Nacional de Vacunación.


“Existen muchos padecimientos que pueden prevenirse y como ejemplo está la vacuna de la Hepatitis B porque se puede evitar su aparición, si no se aplica la vacunación adecuada puede generarse una Hepatitis Crónica y que puede generar consecuencias como la Cirrosis Hepática, esas son palabras mayores; en el caso de la influenza no es un simple catarrito porque puede traer defunciones por sus complicaciones”, concluyó.
En cifras:  
De acuerdo al análisis del Instituto Farmacéutico (Inefam), tan solo en el 2019 las autoridades adquirieron 56 por ciento menos de vacunas respecto al 2018 y se teme que para el 2021 el presupuesto en esta materia siga en decremento pues tendrá 7 millones de pesos menos según el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria. En 2018 se adquirieron 45 millones de piezas de distintas vacunas, durante el 2019 se compraron 20 millones de piezas.