Orizaba.- De cada 10 maestros, por lo menos dos acusan corrupción en la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), por la venta de plazas, de cambios e incluso, les cobran por la gestión de préstamos, así lo señaló el aspirante a representar al gremio, Galdino Diego Pérez. 
Consideró que quienes hoy dirigen el Sindicato son un obstáculo para el gremio, “hay muchas denuncias, compañeras que me dicen: a mí me ofrecieron… Me cobraron por la plaza o para que ingresara, me vendieron un cambio, me vendieron un préstamo. Los compañeros cuando solicitan préstamo es porque lo necesitan, no para que se los cobren”. 
Mencionó, “esto hemos encontrado en el estado de Veracruz, el Sindicato está para defender los derechos laborales y profesionales, no para agraviarlos en sus intereses”. 
“Hay maestros capaces que tienen un perfil adecuado, tenemos compañeros con maestrías o doctorado, pero no se refleja en su talón de cheques, les dan 20 o 50 pesos por haberse profesionalizado, así no se resuelve ese problema”.