Córdoba.- En base a las declaraciones del Inspector de la Policía municipal, Jorge García Pérez, donde hace referencia a la lentitud en el proceso de certificación de sus elementos, mencionando que aún faltan cien elementos municipales por evaluar, la Secretaría de Seguridad Pública no es responsable de este hecho.

Alberto Vargas González, director general del Centro de Evaluación y Control de Confianza de la SSP, señala que tal declaración fue hecha sin fundamento, ya que las autoridades municipales son las encargadas de canalizar a sus elementos a las evaluaciones de control y confianza para obtener su certificación.

Contactando de esta manera la SSP para que mediante los centros de Evaluación y Confianza sean atendidos, más no lo hacen por falta de tiempo, atención o recurso, inclusive el municipio de Córdoba ha requerido que el Centro de Evaluación se ajuste a sus necesidades de tiempo, lo cual por la atención que se brinda a todos los municipios del estado, es imposible darle prioridad. 

Vargas González, aseveró que es de suma importancia que las autoridades municipales sean conscientes de que sus elementos deben estar evaluados y certificados, ya que al no hacerlo su personal no sería apto para realizar actividades señaladas por la SSP para el buen ejercicio de sus funciones, contraviniendo con ello las disposiciones establecidas en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Los Centros de Evaluación y Control de Confianza dan el servicio a los 212 municipios, evaluando y certificando a los elementos policiales, y estos municipios conforme a los lineamientos emitidos por el Sistema Nacional de Seguridad Pública deben notificar a los centros de evaluación, el seguimiento de las bajas de los elementos que no aprueban estas evaluaciones”, dijo.

Afirmó que en el caso particular del municipio de Córdoba existen aproximadamente 65 policías municipales que aún no han sido dados de baja, por no contar con la certificación, y continúan dentro de la plantilla de la Policía municipal, cobrando sueldos y ejerciendo sus funciones, lo que representa un riesgo institucional.

“Hacemos el llamado a las autoridades de Córdoba a que de manera estricta realicen la depuración y fortalecimiento de sus cuerpos policiales”, aseveró.

Vargas González agregó que para cumplir debidamente con las reglas del Subsemun, es indispensable que los municipios designen a un enlace con el Centro de Evaluación, mismo que debe estar evaluado y aprobado en control de confianza, requisito con el cual no cumple el municipio de Córdoba, por lo que exhorto a este Ayuntamiento a que se apegue a este lineamiento, permitiendo así acelerar los procesos de evaluación a los policías de ese municipio. 

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono