• A funcionarios de COFEPRIS

Huatusco.- Dueños de bares y cantinas se siguen burlando de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), pues piden autorización para abrir sus negocios, cuando desde hace días funcionan.
Esta semana se efectuó un taller de capacitación en el Teatro Solleiro, al que acudieron también propietarios de gimnasios, quienes ofrecieron servicio de manera clandestina durante semanas, informaron pobladores.
La reapertura de establecimientos será de acuerdo con la semaforización oficial del estado por municipio, por lo que negocios como bares permanecen “oficialmente” cerrados, dijeron autoridades.
En el caso de los gimnasios, a través de las redes sociales, los dueños se han exhibido, acusando que nunca dejaron de recibir a sus clientes.
La capacitación ofrecida estuvo a cargo del jefe del Departamento de Regulación Sanitaria de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), de la Jurisdicción Sanitaria Número 6 de Córdoba,  Luis Alberto Martínez Ordaz, quien capacitó a los presentes sobre las medidas que se deberán adoptar para el regreso a la nueva normalidad.
Algunas de las inquietudes de los comerciantes giraron en torno al tema del código QR, con el que deben contar para dar certeza al consumidor de que los espacios siguen los protocolos adecuados.