• Rompen cerco militar.
  • Algunos regresan por miedo a la represión ordenada por el gobierno de Guatemala.
  • Los indocumentados están dispuestos a lograr su objetivo y siguen caminando.

Guatemala.- Miles de indocumentados provenientes de Honduras siguieron ayer su tránsito por el país hacia los puestos fronterizos con México en su ruta rumbo a Estados Unidos; sin emmargo, varios de ellos retornaron debido a que el gobierno de este lugar ordenó su captura y expulsión.
Unos 3 mil ciudadanos, estimaron las autoridades migratorias guatemaltecas, entraron el jueves al país en estampida tras romper un primer cerco militar en la línea fronteriza.
Debido a lo anterior, el jefe de la nación, Alejandro Giammattei, decretó un estado de prevención por 15 días en seis departamentos y ordenó detener a los indocumentados que intentan llegar a los Estados Unidos en buscar de mejores condiciones de vida.
“Quienes hayan entrado ilegalmente al país violando las leyes migratorias y sanitarias contra el COVID-19, deben ser detenidos”, dijo.