Los Ángeles.-  En la decisión de que no renovaría el contrato de exclusividad de Miranda Kerr, Victoria’s Secret contempló que se ahorraría no sólo el millón de dólares anuales que cobra la modelo sino también algunos corajes.

Hasta el viernes, la noticia de que Miranda Kerr dejó de ser un ángel exclusivo de Victoria’s no había sido confirmado ni negado por la firma. Pero el jefe de la oficina de mercadotecnia, Ed Razek, apareció para hacer una confusa declaración oficial: “Para mí, ella siempre será un ángel”. La frase podría ser interpretada, al mismo tiempo, como un respaldo o una despedida. Razek agregó: “Miranda es una de las mejores modelos en la historia de este negocio, y es una profesional consumada”.

Kerr tampoco ha hecho aclaraciones y se limitó ayer a hacer una aparición pública en su rol de madre: llevó a su hijo de seis años a un parque en Los Ángeles, California.

La noticia fue dada el miércoles por el portal US Magazine, que aseguró que la esposa de Orlando Bloom ya no es un éxito de ventas para la firma de lencería como lo son sus compañeras Candice Swanepoel y Alessandra Ambrosio. En algunas versiones se afirmó que la decisión también se tomó porque el “comportamiento de diva difícil” de Miranda era ya un problema en las pasarelas.

Agencias