CÓRDOBA.- Reforzará la Diócesis de Córdoba las medidas sanitarias, debido a que inició la Fase 2 del Coronavirus, así lo dio a conocer el obispo coadjutor, Eduardo Cirilo Carmona, quien señaló que la grey católica se encuentra preocupada por la situación que se vive.

Debido a ello, se han tomado acuerdos para bien de los católicos, los templos permanecerán abiertos en los horarios habituales, a fin de que la gente pueda visitar al Santísimo, así como hacer oración personal, todo esto previo mantener las condiciones sanitarias recomendadas.

En lo que refiere a la celebración eucarística, se seguirán celebrando, con el objetivo de pedir misericordia por la situación; sin embargo, dada la situación de emergencia de modificar la modalidad de su celebración, por lo tanto las eucaristías se harán de forma privada a partir de ayer y hasta nuevo aviso. 

“Mientras dure esta contingencia, los fieles están dispensados de la obligación de la misa dominical”.

Cirilo Carmona señaló, se buscará que en medida de lo posible, las celebraciones que se harán a puerta cerrada, se transmitan por plataformas digitales. 

El Obispo dio a conocer que quedarán suspendidos las celebraciones masivas, como XV años, bodas y bautizos, hasta que haya pasado la contingencia.