• El impacto al medio ambiente es mínimo
  • Agricultores cultivan los pinos durante gran parte del año.

CDMX.- Es frecuente que se rechace el uso de un árbol natural de Navidad porque se cree que se quita la vida innecesariamente a un ser vivo, se contribuye a la tala clandestina, la deforestación o es un daño a la naturaleza.
Todas estas ideas son mitos. Contrario a lo que se piensa, el impacto al medio ambiente es mínimo, en realidad, es más lo que aporta.
Los pinos que se venden para adornar nuestros hogares en Navidad llevan el mismo proceso que las flores naturales que se usan para regalar en ocasiones especiales, las frutas, verduras o legumbres, es decir, son el producto de alguien que trabaja la tierra.
Pero un ejemplar de la temporada tiene aportaciones extras a la naturaleza, ya que forma parte de una plantación forestal comercial que le devolvió la vida a un terreno agropecuario en desuso o que era poco productivo. 

Producción
Ese árbol no habría existido de no ser porque una persona productora decidió volver su terreno a uso forestal plantando árboles para venderlos.
Con este negocio enriqueció los suelos y convirtió un terreno abandonado en sitio de anidación y alimentación para aves, mamíferos, reptiles y anfibios.
Los nuevos árboles ayudaron a la infiltración de agua al subsuelo y capturaron carbono, con lo que contribuyeron a mitigar los efectos del cambio climático.
No solo eso. Estos beneficios no terminan al cortar los árboles. El carbono capturado permanece en ellos, aún en forma de composta o de artesanías al finalizar la temporada navideña, siempre y cuando los ciudadanos lo lleve a los centros de acopio que tienen los municipios.

Reciclaje
Una vez finalizada la temporada el trabajo sigue, ya que los plantadores continuarán cuidado los arbolitos que aún no están listos para su venta. Harán podas, fertilizaciones, los cuidarán de plagas o incendios, asegurándose de tener un producto de calidad para el siguiente año.
Finalmente puedes tener la certeza de que no se extrajo de un bosque natural o de un lugar donde se reforestó con fines de restaurar dicha área.
Para corroborar lo anterior, basta con visitar un bosque y podrás observar que no existen individuos con esas características (cónico, chaparrito y follaje espeso).
Por todo esto, te invitamos a que consumas árboles naturales y aún mejor si son mexicanos. Además de todos estos beneficios, tu hogar tendrá el aroma y la frescura de un bosque.
Encuentra aquí el directorio de árboles navideños: https://www.gob.mx/conafor/documentos/puntos-de-venta-de-arboles-de-navidad-2020?idiom=es.