Un profesor de la capital de Tamaulipas montó en el corredor de una colonia popular al poniente de la ciudad, un pequeño salón al aire libre para impartir clases a sus alumnos que por alguna circunstancia no cuentan con las herramientas necesarias para recibirlas a distancia.

Desde temprana hora se puede ver como vecinos y padres de familia colocan debajo de dos grandes árboles un par de mesas y bancos para que los niños puedan recibir sus materias.

Tengo niños que de una ú otra manera hacen sacrificios y les doy clases  en forma virtual  en ciertos días de la semana, hay otros que vienen aquí, pero también tengo otro grupo,  ¡que  no tienen los medios económicos!,  ¡no tienen los dispositivos virtuales para poder estudiar!. A esos hay que ir a verlos hasta sus casas”, dijo Servando Mendoza Torres, maestro de quinto grado de la escuela Club Rotario Vespertina.