México, D.F.- Los equipos involucrados en problemas porcentuales y que, por ende, se estarán jugado su permanencia en Primera División durante el torneo de Clausura 2013, fueron de los cuadros que más modificaciones realizaron durante el periodo de receso que hubo en el balompié mexicano.

Los Gallos Blancos de Querétaro se hicieron de los servicios de 15 nuevos jugadores, con lo que intentarán sumar puntos para dejar el sótano de la tabla de cocientes.

Los emplumados adquirieron a Pablo Gabas, David Izazola, Diego Cervantes, Manuel Pérez, José Amador, Mario Osuna, Juan Carlos Mariño, Antonio Pérez, Diego Martínez, Wilberto Cosme, Omar Vázquez, Julio César Nava, Antonio Gallardo, Christian Pérez además de que adquirieron de manera definitiva los derechos federativos de Liborio Sánchez.

San Luis fue el segundo equipo que se hizo de más futbolistas durante el denominado mini draft. Compró a Mauro Matos, Omar Esparza, Francisco Acuña, Alan Zamora, Ricardo Jiménez, Juan Cuevas, Yasser Corona, Luis Rodríguez, Álvaro Ortiz, Jherson Córdoba, Javier Muñoz Mustafá, Orlando Rincón, Mario Ortiz y Mario Méndez.

Los Camoteros del Puebla compraron a nueve jugadores para convertirse en el tercer equipo con más adquisiciones, mientras que en el cuarto escalón se ubican los Tuzos del Pachuca, los Potros de Hierro del Atlante y los rojinegros del Atlas con un total de ocho.

América fue de los conjuntos que menos movimientos efectuó con un par de ellos.

 

AGENCIA