Orizaba.- Con el cráneo fracturado resultó un joven mecánico, quien la mañana de este domingo se cayó de una altura de 3 metros, cuando ayudaba a su primo a cambiar algunos muebles.

Fue identificado como Rodrigo Yeremi Carreón García, de 21 años, por su madre Soledad García Galicia.

Eran residentes de Oriente 7 número 1428, pero se accidentó en prolongación de Sur 35, número 11, en la casa de su tía.

La familia detalló que a temprana hora de este fin de semana, Yeremi llegó a la casa de su tía para ayudar a su primo a realizar algunos cambios de muebles.

Cuando se encontraba en la parte alta del edificio ubicado en Sur 35, el muchacho al parecer perdió el equilibrio y cayó de una altura de aproximadamente 3 metros.

Se golpeó el cráneo y empezó a convulsionarse ante la mirada de sus parientes, quienes no sabían qué hacer.

Atinadamente uno de ellos llamó a Cruz Roja y pidió auxilio, por lo que paramédicos acudieron al rescate y aún vivo lo llevaron al Hospital Regional de Río Blanco.

Desafortunadamente antes de llegar al nosocomio, Rodrigo murió abordo de la ambulancia, víctima de la fractura sufrida en la base del cráneo.

El secretario del Ministerio Público del Sector Norte, licenciado Miguel Angel Palacios Mendoza y personal de la AVI al mando del comandante Antonio Lobato, acudieron a dar fe de los hechos.

El cuerpo fue levantado por personal de una funeraria local, quien lo trasladó a sus instalaciones para practicarle la necropsia de rigor y oficializar causas de muerte para deslindar culpas.

Gabriel Lagos

El Buen Tono