AUSTRALIA.- La oveja australiana bautizada como Chris, que cautivó al mundo por su vellón récord de más de 40 kilogramos y sus imágenes se viralizaron en 2015, murió esta mañana por causas naturales, anunció el santuario Little Oak, que la cuidó desde su hallazgo hace cuatro años.


“Estamos desconsolados por la pérdida de esta alma dulce, sabia y amigable”, escribió en redes sociales la vicepresidenta y cofundadora del santuario, Kate Luke, sobre la oveja que acaparó los titulares del mundo por su lana sin precedentes tras ser encontrada cerca de Canberra, al sureste de Australia.