La Navidad

XALAPA.- El murciélago grande de herradura chino, podría ser el causante de la pandemia del Coronavirus, sobre todo si este se consume como alimento, en el caso de los asiáticos, dijo el MVZ, Juan Pérez Carmona, egresado de  la Universidad Veracruzana.

El profesionista afirma, de acuerdo a estudios a comienzos de este siglo, estos mamífero fueron causantes de la transmisión del SARS,  síndrome respiratorio agudo severo que infectó a más de 8 mil personas, 800 de las cuales fallecieron a mediados de la década de 2010.

Otra enfermedad respiratoria similar al SARS: el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS por sus siglas en inglés), que afectó a menos gente (2 mil 500).

En cuanto a este nuevo Coronavirus llamado 2019-nCoV-, las autoridades chinas creen que se originó en el mercado Wuhan en donde venden mariscos y carne de animales salvajes, incluyendo a murciélagos y víboras.

Desafortunadamente los orientales son muy hábidos al consumo de animales exóticos, sin tener precaución de que algunos son reservorios de virus y otros patógenos, que se transmiten al ser humano, lo que se le conoce como zoonosis. También son un reservorio natural de otros virus, como el de la rabia y los de Marburg, Nipah y Hendra, que han generado brotes en África, Malasia, Bangladesh y Australia.

Los científicos que estudian el origen del Ébola, también creen que ese mal podría haber surgido en estos mamíferos. Esto no es realmente su culpa, advierten los naturalistas. 

Aunque también hay que tomar en cuenta, dijo el profesionista,  las transmisiones suelen ocurrir cuando el ser humano invade los espacios donde ellos habitan, algo cada vez más frecuente a medida que la población aumenta y los espacios naturales son urbanizados.

También ocurre cuando estos animales son cazados, ya sea para comer o para comercializarlos, como parece haber ocurrido en Wuhan. Los murciélagos no sólo transmiten distintas cepas de Coronavirus, un patógeno que en humanos puede causar una grave inflamación en los pulmones y fiebre.

Por otra parte, el hecho de que vuelan contribuye a que esparzan enfermedades, especialmente a través de los virus en sus heces. La respuesta parece estar en su dieta, que consiste de insectos portadores de enfermedades. “Los murciélagos son huéspedes de una proporción bastante más alta de zoonosis en comparación con el resto de los mamíferos”. Son fundamentales para la polinización de muchas frutas, como los plátanos, los aguacates, los mangos  y demás frutas.