Un asteroide del tamaño de un autobús escolar se dirige hacia las cercanías de nuestro planeta, pero la NASA dice que la roca espacial pasará de forma segura, aunque por debajo de la órbita de algunos satélites.

El asteroide recién descubierto alcanzará una distancia mínima de 22 mil kilómetros (13 mil millas) de la Tierra, muy por debajo de muchos de los satélites de comunicaciones que orbitan la Tierra, dijeron científicos esta semana.

La aproximación más cercana ocurrirá el jueves por la mañana sobre el sureste del Océano Pacífico.

Una vez que se haya ido, el asteroide no regresará al vecindario de la Tierra hasta 2041.