Córdoba.-  “No importa si la Guardia Nacional no viene a Córdoba, pues aunque existan diversas corporaciones policiacas y de seguridad, la inseguridad continuará en la ciudad si no se aplica la Ley y los delincuentes salen fácilmente de la cárcel”, fueron las palabras del obispo Eduardo Patiño Leal, luego de que se le externara que la Guardia Nacional no vendrá a la ciudad y que por, desgracia, los hechos delictivos y de violencia se siguen presentando.

Patiño Leal dijo que todos tienen la esperanza de que se pueda tener una ciudad y una zona Centro de Veracruz más segura, refiriéndose a Orizaba, Ciudad Mendoza, así como los puntos vecinos de Córdoba, como Omealca, Tezonapa y Huatusco.

Aludió que se sigue viendo la inseguridad y que en realidad importaría menos si es la Guardia Nacional, la autoridad civil del Mando Único, la Policía Estatal o Policía Municipal, el punto es que alguien tiene que resolver este asunto violento.

“Esta situación de violencia y delincuencia se debe atender con tiempo, se prevenga en donde se tenga que prevenir y que si ya sucedieron estos actos, que estos delitos no queden impunes”, externó.

Aseveró que tiene conocimiento de que sólo 45 ciudades contarán con este servicio, mientras que en el Puerto se habla de que sólo Coatzacoalcos tendrá a la Guardia Nacional, ya que es un foco rojo de la delincuencia.

“Ellos están necesitados, pero igual nosotros, yo creo que aspiraríamos a que todos tengamos ese apoyo, por lo que también nos preocupa que esto no vaya a ocasionar el efecto cucaracha”, señaló.

En este sentido, el Obispo manifestó que si la Guardia Nacional se va a Coatzacoalcos a poner orden, se tiene temor a que a los delincuentes se les ocurra emigrar para otros lados, como por ejemplo Córdoba.