Orizaba.- El sindico único del ayuntamiento de Orizaba, Guarino Castelán Crivelli, negó se esté cometiendo arbitrariedad alguna por parte del personal que supervisa funcionamiento de parquímetros, así como de los supervisores de las áreas reguladas.

El funcionario admitió que es frecuente la molestia que existe por parte los ciudadanos por inmovilizar sus vehículos, ante la omisión del pago del parquímetro.

“Todas las infracciones están debidamente documentadas sin excepción, por lo que se tiene fotografías y videos sobre cada caso, por si se requiere investigación se abre, siempre y cuando se solicite por escrito”, comentó.

El funcionario indicó que hasta el momento solo dos quejas por escrito se han promovido, por igual número de ciudadanos que solicitaron investigación por presunta arbitrariedad, sin embargo se desecharon.

Recalcó que la presentación de fotografías, así como de videos de los casos en donde se inmovilizan los vehículos están siendo archivados, con el fin de constatar y tener respaldo de que se actúa conforme a la ley.

Enfatizó que ninguna de las quejas presentadas está sustentada, pues se ha actuado conforme a la ley.

El funcionario municipal dijo que las zonas reguladas están siendo supervisadas por 8 inspectores, 3 inmovilizadores, un coordinador y un recaudador.

El pasado fin de semana, Laura Pérez Medellín expuso que fue agredida e insultada por el personal de parquímetros, en oriente 4 entre sur 5 y 7.

Pérez Medellín dijo fue inmovilizada su unidad por tardar minutos en pagar el parquímetro.

El síndico señaló que ante este supuesto incidente, la interesada no ha acudido a él para interponer la queja o investigación de este suceso del que se dice víctima.

 

AGENCIAS