Orizaba.- La industria panificadora en la región de Orizaba espera aumentar sus ventas hasta en un 100 por ciento; afortunadamente las tradiciones se niegan a morir, no obstante la crisis económica que aqueja al sector popular.

Los panaderos de la región buscan comercializar las hojaldras al mismo precio de hace cuatro años, y es así que esta misma semana esperan un repunte en sus ventas, afirmó León Xocua Silvestre, representante de un grupo de panaderos tradicionales.

A pesar del alto costo de la materia prima, León Xocua Silvestre, explica que se debe mantener el costo. “El bulto de harina costaba en agosto 280 pesos, pero para esta fecha ya cuesta 380 pesos, el kilo de nuez así barato está como a 200 pesos, el azúcar pues bajo un poquito, pero sinceramente no mucho, pero mire la verdad es que este precio que damos ahorita lo tenemos desde hace cuatro años”.

La denominada hojaldra de un cuarto cuesta 15 pesos, ya sea de nuez o naranja; de medio kilo, 35 pesos, que es con nuez; la de naranja y mantequilla, también de medio kilo, 30 pesos.

La venta en estos días que se considera de la festividad de los fieles difuntos, ha sido muy buena, pues el aumento en la compra de este pan alcanzó ya el 100 por ciento de incremento, pero pasando estas fechas, se tiene un repunte igual hasta el festejo del día de reyes, sólo el 5 y 6 de enero.

Aunque el proceso para la elaboración de hojaldras es tardado, ahora con el frío, el tiempo en que se prepara, reposa y se elabora la masa, es mucho más tardado, explicó, pero la recompensa viene en las ventas, el frío hace que la gente consuma mucho más pan.

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono