Orizaba.- Los alumnos del Colegio Preparatorio de Orizaba (CPO) se quedan en su edificio y no se mudan como se rumoró por las fisuras en su estructura que le provocaron los más recientes temblores, aseguró la directora del plantel, Georgina Altamirano López.

Indicó tener conocimiento de las versiones, pero dijo que se trata de una mentira que se generó debido a su preocupación por los daños que observó en un salón y en unos pilares, por lo que pidió a las autoridades educativas y al Gobernador se realizará un estudio minucioso del edificio.

Aseguró que el problema es de años y que su oficio tuvo respuesta de especialistas que les dijeron que no hay riesgo para los 600 alumnos que atienden.

 

Omar Celiseo V.

El Buen Tono