Si España se está acercando al pico de la epidemia, como repiten las autoridades en los últimos días, los últimos metros de la subida se le están haciendo durísimos. El recuento diario ofrecido cada mañana por el Ministerio de Sanidad recoge otra vez este sábado un récord de defunciones en 24 horas, 832, hasta alcanzar un total de 5.690.

Tampoco Italia, el espejo en el que España lleva dos semanas mirándose, afloja y este viernes también registró el máximo de muertes en un solo día, con 919. En términos generales, España sigue desde hace un par de semanas la senda marcada por Italia con unos seis días de retraso.

El incremento de fallecidos en España es del 17,1% respecto al viernes y la pendiente de la curva se suaviza algo, lo que según los expertos es un pequeño paso hacia la esperanza. Lo que ocurre es que el aplanamiento está siendo muy lento (18,8% el viernes, 19,1% el jueves…) y cada día que pasa España se acerca más a sumar un millar de muertes al día, algo que ni siquiera ha alcanzado Italia.