Serán las elecciones presidenciales más competidas de Estados Unidos, las del 6 de noviembre, serán también las más caras con un gasto de más de 2 mil millones de dólares. Lo cerrado de la elección que no anticipa ganador claro obliga a grandes esfuerzos en los últimos días de campaña, cada uno su estrategia. El presidente Obama, en busca de la reelección por el Partido Demócrata recorre 8 mil 500 kilómetros, en 48 horas atraviesa el país de Florida a Virginia y hasta Ohio, vota anticipadamente Chicago el jueves 25 doce días antes de la elección para impulsar el voto a su favor. Obtiene apoyos importantes, entre ellos se puede mencionar el de Collin Powell, ex secretario de defensa de George W. Bush, el apoyo explícito del Washington Post y los que vendrán en los próximos días. La experiencia de 2008 impulsa a Obama a ser el primer presidente que vota anticipadamente en elección presidencial. El voto anticipado, permitido en EU de presencial o por correo no es una cuestión menor, hace cuatro años 25.7% de los electores utilizaron esta modalidad, el 60% votó por Obama. Mayoritariamente fue un voto de jóvenes cosmopolitas, bien informados, interesados en la política. Mucha tinta ha corrido para analizar hacia dónde se inclinan mayoritariamente los electores de Florida y Ohio junto con otros seis estados que no se definen claramente como mayoritariamente demócratas o republicanos. Por ejemplo, Florida  (29) y/o Ohio (13) pueden dar el triunfo a Obama o a Romney que para ganar la presidencia requieren de cuando menos 270 votos electorales. Pero el verdadero triunfo en el campo de batalla lo definirán tres segmentos de la población: las mujeres, los jóvenes y los latinos. No sólo los estados indefinidos, sino sobre todo la demografía tendrá la palabra. El voto latino es demócrata con un 70-26%, seguramente entre los migrantes aumentará la abstención antes de votar por . El problema radica en que los latinos salgan a votar: nunca lo han hecho mayoritariamente. se enfoca con un discurso cara al futuro que tiene que ver con derechos, oportunidades, desarrollo y soluciones en el tema de la migración. También se centra en la defensa de su reforma sanitaria que permitirá a millones tener garantizada atención médica. Focaliza y dirige su propaganda y discursos al público que lo escucha, una nueva táctica que ya no se centra solo en las redes sociales sino en llegar a los intereses particulares de grupos de electores. En una entrevista con directivos de un periódico se compromete a lograr una reforma migratoria como una de las primeras acciones de su nueva presidencia, al tiempo que reconoce la importancia del voto latino en para su triunfo. Romney se definió cuando afirmó que la Ley Arizona ser un modelo para otros estados. Se dice que los dioses ciegan a quienes quieren perder, esperamos que así sea en el caso de Romney. El candidato a senador republicano Richard Murdock de Indiana afirma que “los embarazos por violación son voluntad de Dios.” Romney se deslinda, pero ahí están los anuncios en los que apoya a Murdock en Indiana. Obama afirma que una violación es una violación (un delito). Lo dicho por el republicano es escandaloso y humillante para las mujeres. Entre 8 y 10 por ciento de las mujeres son independientes y de ellas mas de la mitad están indecisas, los republicanos pueden haberles dado un empujón hacia el campo demócrata en los últimos días. De cualquier manera el voto extremista de derecha, que es el verdadero rostro de Romney no obtendrá tampoco la mayoría del voto joven. La competencia es cerrada. Los cierres de campaña definirán el futuro.