CDMX.- Los hospitales privados del país darán la mitad de su capacidad al sector público para atender a pacientes con COVID-19, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador. Esto se logró mediante un convenio con la Asociación Nacional de Hospitales Privados, que preside Mario González Ulloa y con su vicepresidente, Olegario Vázquez Aldir.

Los hospitales privados cuentan con 6 mil 300 camas en todo el país, el gobierno usará la mitad durante un mes para atender a sus pacientes.

También reservaron 500 camas de terapia intensiva para que la Secretaría de Salud pueda disponer de ellas para atender a pacientes con coronavirus.

La finalidad de este convenio es no saturar el sistema de salud, dijo el Presidente: “Se considera va a incrementarse la epidemia y vamos a tener más enfermos hospitalizados y en terapia intensiva”.

“Es un convenio solidario, no es un convenio con fines de lucro. Nos van a cobrar el mínimo, no va a haber ganancia, no va a haber utilidades”, expresó.

Entre los hospitales que coadyuvarán en la donación temporal de camas, destacan el Hospital ABC, Hospital Ángeles, Médica Sur, Torre Médica, Dalinde, entre otros que serán dados a conocer en la conferencia mañanera del lunes.

López Obrador aprovechó para enviar sus condolencias a la familia y amigos de Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, quien perdió la vida víctima del Coronavirus.