in

Ofrecimiento de diálogo con EZLN

Superiberia

San Cristóbal de las Casas.- El obispo Felipe Arizmendi Esquivel reconoció que hay signos importantes que alientan la esperanza en el nuevo gobierno de Chiapas que encabeza Manuel Velasco Coello.

En entrevista, el prelado citó como referencia el ofrecimiento del nuevo mandatario de diálogo con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y su decisión de ejercer un gobierno austero.

En la Catedral de la Paz, dijo también que es importante el insistente llamado que en su toma de protesta hizo el gobernador a favor de la unidad.

Incluso, mencionó, su lema es “Chiapas nos Une” y una muestra de su intención es que invitó a políticos de todos los partidos al evento, “esto es un signo que nos alienta en la esperanza, es decir que ya se acaben las venganzas, las luchas políticas”.

El religioso enfatizó en el ofrecimiento de diálogo y apertura con el movimiento zapatista, pues “él dijo que reconoce lo que han hecho, pero en la medida que sea posible hay que intentar ver cómo trabajar juntos sin confrontación”.

Siempre pendiente el tema de qué va a pasar con el zapatismo, que “ya no es un movimiento que quiera utilizar as armas, sino un movimiento social y político que quiere generar cambios”, afirmó y recalcó que para él “fue muy importante este llamado al diálogo”.

También resaltó el ofrecimiento de Velasco Coello para atender al campo, “porque Chiapas tiene vocación agrícola, pero las aperturas comerciales solamente han beneficiado a algunos, pero los campesinos si les ha perjudicado y se les debe atender”.

Agencias

Con zapatos rojos protestan en Juárez

Busca EPN frenar a Elba Esther