Por: Mauricio Flores / columnista

Ojalá que esta no sea para la selfi

En lo que va del año van cuando menos seis grandes eventos en los que Andrés Manuel López Obrador se reúne con empresarios: el primero ofrece generar condiciones jurídicas y de seguridad propicias para la inversión y creación de empleos, los segundo aceptan de buena gana el reto y con por ello tomarán el riesgo. Pero ni uno ni lo otro tal y como lo apunta la tendencia a la recesión en este 2019… lo cual hace mucho mas urgente que tenga resultados prontos y palpable el Plan de 100 proyectos de Infraestructura que se presentó ayer.

Desde hace un par de meses, secretaría por secretaría, el Gobierno Federal ha recopilado datos específicos sobre los proyectos de inversión privada que estén en proceso, que cuenten con proyecto ejecutivo y el soporte de los estudios de viabilidad económica y financiera. La SHCP de Arturo Herrera se encargó de concentrar y clasificar cada expediente e ir calculando el alcance de cada uno de ellos y su impacto global.

De ahí se extrajo la información dada a conocer ayer: son proyectos concesionados, asociaciones público-privados y otros de obra pública con un alto componente de inversión privada en sectores como la infraestructura en comunicaciones (puertos, carreteras, ferroviarios) energía (la primera refinería privada que National Standard Finance que representa Carlos Ortíz, financia junto con un puerto en Soto La Marina) y despliegue de algunas redes de telecomunicaciones.

¿Será esto suficiente para despejar las dudas sobre la certidumbre jurídica y bajo el actual gobierno, para reconstituir la confianza luego de que en el congreso se han presentado en este año mas de 270 iniciativas que de una u otra forma y grado afectan el curso de los negocios? Ello dependerá de que tan firmes sea cada uno de esos 100 proyectos y que tanto empuje real reciban de las autoridades federales, estatales y federales. Si no, esto habrá sido otro anuncio para sacar las fotos del recuerdo.

Age Stone

Ayer hasta la tarde la facturación de la venta de combustibles de Pemex regresó a la época del papel y el lápiz: la venta de combustibles se tuvo que registrar manualmente dado el hackeo que la empresa productiva enfrentó el pasado fin de semana. A consecuencia de esa irrupción criminal, la dirección de PTI a cargo por ahora de Miguel Breceda Lapeyre se ha visto impedida de entregar suficiente gasolina Premium en diversos puntos del centro del país pese a que el abasto, ciertamente como asegura la secretaria Rocío Nahale, esta garantizado pues no fueron afectados los sistemas de control técnico en producción y exploración ni en la operación industrial. Sin embargo, el punto mas delicado es que los hackeadores habrían tomado control de diversos módulos del sistema de facturación y que sólo liberarían a cambio del pago de un rescate en criptomonedas, nos comentas fuentes internas de la empresa. La incursión criminal habría resultado tras el vencimiento de los contratos de ciberseguridad de Pemex con IT Americas, contratos que vencieron el 30 de septiembre pasado al no ser renovados pues habría fracasado una renegociación para reducir su costo 40%.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano