El nivel del dióxido de carbono en el aire ha seguido aumentando durante todo el 2020 a pesar de la pandemia mundial de COVID-19, reporta la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Los resultados, publicados en el boletín anual de gases de efecto invernadero de la OMM, muestran que los niveles de CO2 continuaron aumentando en 2019, alcanzando un nuevo máximo de 410 partes por millón (ppm).

Las medidas de confinamiento globales destinadas a proteger a las personas de la COVID-19 han causado una reducción temporal en las emisiones de CO2 a nivel mundial de hasta un 17 por ciento a nivel mundial, según estimaciones del Global Carbon Project. Sin embargo, esta caída de las emisiones no ha sido suficiente para disminuir la concentración de CO2 en la atmósfera, señala la OMM.