El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha avisado de que hay señales “preocupantes” de nuevas oleadas de contagio de la COVID-19, por lo que ha destacado la importancia de fortalecer los sistemas sanitarios y alcanzar la cobertura universal de salud.

Y es que, tal y como ha destacado en su “Informe de Políticas sobre la COVID-19 y la Cobertura Sanitaria Universal”, el coronavirus se ha propagado con rapidez en todo el mundo, causando en sólo nueve meses ya más de un millón de muertes, más de 30 millones de contagios y una “aguda crisis económica”.

“Las infecciones van en aumento y hay señales preocupantes de nuevas oleadas”, ha dicho, para comentar que la pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto “múltiples fragilidades” de la sociedad y la economía de los países, entre las que ha resaltado los “inadecuados” sistemas sanitarios, las “enormes brechas” en la protección social y las “grandes desigualdades estructurales” dentro y entre los países.