El cofundador de Microsoft, Bill Gates, declaró este martes que los países ricos podrían volver a la normalidad a finales de 2021 en el caso de que una vacuna contra la COVID-19 funcione, esté lista pronto y se distribuya adecuadamente a escala, recoge Reuters.

“Para finales del próximo año las cosas podrían volver a la normalidad, ese sería el mejor de los casos”, indicó el multimillonario al Consejo de CEO de The Wall Street Journal.

“Todavía no sabemos si estas vacunas tendrán éxito”, señaló Gates, agregando que “ahora la capacidad tomará tiempo para acelerarse”. “Por lo tanto, la distribución dentro de EU y entre EU y otros países, será un punto muy importante de discusión”, dijo el filántropo.