FORTÍN.- Elementos de la Policía  Estatal, con apoyo de Tránsito del Estado, Guardia Nacional,  personal de Protección Civil y de Salud, implementaron ayer un  operativo sobre el bulevar Córdoba-Fortín.
El objetivo fue  verificar que los  usuarios y operadores porten el cubrebocas, que los taxis no lleven más de dos pasajeros, el asiento del copiloto libre y que los autobuses vayan máximo al 50 por ciento de cupo.
La acción llevada a cabo por las autoridades es para evitar más contagios y decesos por el Covid-19.