Córdoba.- “Regresando a tu pregunta de por qué no me inscribí, te digo lo siguiente”: 

“De haber sido una designación del CEN del PAN, hubiera sido transparente, (…) claro, después de un debate en el que interviniéramos los tres, Duck, Tomás y yo, donde se hablara de las intenciones, de nuestros logros y hechos”.

“Desafortunadamente, al final resultó ser por medio de una votación amañada a base de “billeteados”, así como a un padrón de panistas que recientemente fue ‘inflado’ y corrompido, misma corrupción que llegó hasta a los miembros antiguos del PAN. Ahora con esos candidatos las propuestas de Acción Nacional son de lo peor”.

“En el caso de Duck, nunca ha hecho algo que demuestre su capacidad y por desgracia, atrás de él está el PRI tratando de infiltrarlo, y no lo digo yo, lo dice un Yunes. Y un Yunes para los verdaderos panistas, es el PRI mismo”.

“Y por otro lado, si Tomás está aceptando en su equipo la ayuda de Yunes, pues eso, no representa al PAN, sino a intereses perversos de quienes ven la alcaldía como un botín al que hay que llegar para saquear”.

Seriamente preocupado José Abella recalcó: “no es ninguna garantía que Tomás llegue a gobernar con decencia como dicen que lo hizo hace 20 años”, pues, el Tomás de hace 20 años, jamás hubiera aceptado a ese par de regidores que le impuso un tipo corrupto como lo es Serralde”. 

Prosiguió, Tomás sí sabe de todas las transas que Serralde hizo en Sedesol y si lo acepta en su grupo, es porque Tomás ya se volvió corrupto como él”.

Antes de seguir con la entrevista, José Abella, hace una pausa ya que en esos momentos entra a la oficina su secretaria y le entrega un papel, lo lee, asienta con la cabeza para después continuar.

“Ya para finalizar, si quiero decirte, ningún fundador del PAN, jamás hubiera aceptado a gente como  Tomás, Serralde o Yunes en el partido”.

“Ellos con sus actos, no representan la doctrina del partido. ¡Ellos no son verdaderos panistas!

¡Son oportunistas!, finalizó diciendo.