Qatar.- Al correr con sus prótesis hechas de fibra de carbono y recorrer 100 metros más rápido que un caballo pura sangre, Oscar Pistorius demostró ser un atleta paralímpico capaz de realizar grandes hazañas. 

La competencia en la que participó el sudafricano, se llevó a cabo en la Zona Aspire de Doha, en el país de Qatar, pequeña península en el Golfo Pérsico, como parte de una campaña para concientizar sobre los logros que deportistas con alguna discapacidad son capaces de realizar.