Córdoba.- Visiblemente molesto el regidor octavo José Sierra Silva, quien también  fuera víctima  de abucheos por parte de los priistas,  tras exigirle a Portilla Bonilla que detuviera las agresiones en contra de los ciudadanos, señaló que estas acciones sólo son el resultado de que el Alcalde haya manejado un doble discurso, en el cual muestra primero una  cara al mantenerse diciendo que respeta la libertad de expresión y por otra parte, reprime a las personas que le exigen cumpla con sus obligaciones.