in

PGJ sobre homicidio de líder cañero

Superiberia

 

Guerrero.- El Foro Permanente de Organizaciones Sociales del Estado de Guerrero (FPOSEG) espera que a más tardar el martes 18 de diciembre, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de a conocer las líneas de investigación que hay en el asesinato del director del Consejo Estatal del Café (Cecafe), Francisco Piedragil Ayala.

Evencio Romero Sotelo, secretario general de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos (LCASC), recordó que el viernes 7 de diciembre, varios líderes del Foro Permanente acudieron a las instalaciones de la fiscalía guerrerense para dialogar con la titular, Martha Elva Garzón Bernal sobre el asesinato del director del Cecafe.

Recordó que el cuerpo de Piedragil Ayala se encontró tirado en el kilómetro 25 de la carretera federal que va hacia el puerto de Acapulco.

Al diálogo con la procuradora Garzón Bernal acudió el diputado federal del PRD, Sebastián de la Rosa Peláez del PRD, Carlos García Jiménez, Pablo Cortés Barona, Clementina Torres Cruz y entre otros Gerardo León Hurtado.

En dicha reunión, Garzón les dijo que tenía avances importantes y que por lo tanto, en un lapso de diez días habría resultados sobre el caso.

“Estamos hablando de que incluso, podrían darse a conocer algunas órdenes de aprehensión”; señaló al término de la reunión el diputado De la Rosa Peláez.

Romero Sotelo, diputado local del Movimiento Ciudadano (MC), destacó que a más tardar el martes, los integrantes del foro esperan que se les convoque para conocer las líneas de investigación más importantes.

“Nosotros somos muy claros, queremos que se identifique y detenga a los responsables”, señaló el también dirigente campesino.

Destacó que el asesinato de Piedragil no es la primera agresión contra dirigente del foro, hay situaciones como al de Clementina Torres Cruz y Carlos García Jiménez, que han sobrevivido a varias agresiones que les generaron lesiones de consideración.

 

agencias

FARMA-SOL

EPN dice una cosa y hace otra

Cruzada Nacional contra el hambre: Sedesol