Orizaba.- Con la exposición en la Catedral de San Miguel Arcángel de reliquias de primer grado, es decir osamenta, de San Rafael Guízar y Valencia, el obispo emérito de Xalapa, Sergio Obeso Rivera llamó a seguir los pasos del santo veracruzano, un pastor incansable en el anuncio del Evangelio.

En la fiesta de este Santo, celebró la Eucaristía a las 12:00 horas de ayer y concelebraron el rector del Seminario Diocesano La Sagrada Familia, Juan Carlos Villa Cañedo; el provincial nacional de los Misioneros Combonianos, Erasmo Bautista; el Ecónomo, Antolín Bernardi y otros sacerdotes formadores.

Sergio Obeso pidió a la comunidad orar para que San Rafael, ejemplo de evangelización, interceda por todos ante tantos problemas y dificultades que la sociedad está viviendo.

“Concédenos San Rafael por tu intercesión, el sentido del respeto y llevemos a nuestros hermanos a Cristo”, expresó.

Dijo que traemos a la memoria a san Rafael, “y nos unimos a la Iglesia Católica en todo el mundo que busca también su  intercesión ante nuestras necesidades y problemas que aquejan a nuestra sociedad”.

San Rafael Guizar quiso imitar a Jesús en su inteligencia y constancia para que como misionero llevara la buena nueva, se distinguió por conocer y vivir la obediencia ante Dios, manifestó en su homilía.

Consideró que imitar a San Rafael, es sentir como él la fe.

 

Matilde De los Santos P.

El Buen Tono