Nogales.- En reclamo por la falta de apoyos desde hace 10 meses del programa federal Bienestar, pobladores de Campanario se manifestaron afuera de las oficinas locales de esa dependencia, ubicadas a un lado del Palacio Municipal.

La queja fue que desde enero pasado les debieron llegar los recursos. pero no fue así, por lo que exigieron una explicación a los funcionarios enlaces de la Secretaría.

También cuestionaron que el padrón de beneficiarios que antes era de 170 familias, con el nuevo Gobierno Federal y el cambio de nombre del programa y la Secretaría antes Sedesol, se redujo a 82.

Con el respaldo del agente municipal de localidad, Pedro González Leyva, durante una hora permanecieron en protesta para posteriormente ser atendidos por personal de la dependencia federal.

El argumento de los funcionarios fue que apenas hace unos días se aprobó el presupuesto federal 2020, por lo que lo que los pobladores deberán esperar del 2 al 6 de diciembre, cuando podrían tener respuesta a sus demandas.