RÍO BLANCO.- Tras la inspección por parte de la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente (PMA) en los predios de la ex laguna Galán donde el Ayuntamiento y la CAEV han depositado desechos contaminantes, vecinos de las unidades habitacionales de la periferia exigieron que al presidente municipal, David Velázquez Ruano, se le apliquen las sanciones que marca la ley.

Recordaron que en julio pasado hicieron público que captaron unidades oficiales del Ayuntamiento de las áreas de Parques y Jardines y Limpia Pública descargando desechos, y recientemente a una unidad  tipo vactor de la CAEV depositando lodos en descomposición.

Se trata de ciudadanos que viven las unidades habitacionales Villas de Río Blanco, Tenango y San Buenaventura ubicadas en la colonia Venustiano Carranza, que preocupados por la contaminación y las repercusiones al medio ambiente y su salud, piden que las autoridades ambientales hagan lo correspondiente.

Manifestaron que las autoridades de la PMA están obligadas a hacer algo al respecto, ya que el lunes pasado acudieron a los predios utilizados como tiradero y tomaron evidencia fotografica y de bitácora sobre la situación.

“Responsabilizamos directamente al Presidente Municipal de la contaminación en  en el predio, ya que las unidades son del Ayuntamiento y el camión de la CAEV se le prestó también al Ayuntamiento para desazolvar los drenajes de la ciudad que estaban saturados”, puntualizaron.