La Navidad
  • algunas veces deriva a la amputación

Orizaba.- Consultas por pie diabético es lo que en su mayoría atiende la clínica de heridas del Hospital General Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Orizaba, la cual ofrece atención a pacientes con quemaduras, lesiones en la piel y estomas (denominada así a la abertura artificial creada quirúrgicamente desde el cuerpo hacia afuera, para permitir el paso de orina y
heces).
Aurelia de la Cruz Fernández, enfermera responsable del servicio, mencionó que con el adecuado cuidado de la piel y en particular de los pies, el paciente diabético puede evitar lesiones, que en casos severos derivan a la amputación de dedos o hasta de la extremidad completa.
Sobre las curaciones que aplican en el servicio, la enfermera detalló que utilizan apósitos de cura avanzada, que favorecen la cicatrización de las lesiones; además apoyan a pacientes hospitalizados cuando requieren
intervención.
Destacó que el servicio trabaja en forma coordinadora con diversas especialidades, a las que canalizan pacientes cuando las lesiones son más severas; sin embargo, cuando el paciente realiza el cuidado de sus extremidades en casa y acude a sus consultas para curación y orientación, el tiempo de
recuperación se acorta.
Indicó que, derivado de la diabetes, la circulación sanguínea resulta afectada, así como la sensibilidad en la piel del paciente, de modo que en ocasiones no se percatan cuando hay fricción o alguna lesión pequeña, que al no ser tratada, tiende a extenderse, tanto a lo largo de la superficie, como a lo profundo del miembro.
Dijo que la cicatrización de lesiones en la piel del diabético lleva más tiempo que en una persona sana, por lo que sugiere prevenir, por ejemplo las de los pies, mediante un aseo y secado correcto, evitar la humedad entre los dedos; corte de uñas en forma cuadrada, dado que al hacerlo circular tienden a enterrarse.