in

Poderes pácticos

Casa Ideal

Desde el primer minuto de su gobierno, Peña Nieto ha decidido honrar los símbolos… y de paso mandar mensajes claros. Adentro y afuera.

No en balde ordenó modificaciones a los salones de Palacio Nacional para despachar ahí los asuntos del gobierno —tanto como sea posible—.

El mensaje desde la sede del poder nacional —y su primera reunión de gabinete— revelan la intención de devolver a la Presidencia de la República el brillo perdido durante la Docena Pánica —como llama Jacobo Zabludovsky al par de sexenios anteriores—.

Lo mismo revela la organización de su equipo.

¿Se acabaron los gabinetes mal llamados “Montessori”, en los cuales cada quien hacía lo que se le pegaba la gana?

Las primeras señales del peñanietismo mandan decir quién y cómo moverá los hilos.

El Pacto por México es otro mensaje rotundo. 

Peña Nieto acomodó en el documento las trece acciones anunciadas en su primer mensaje. Delineó objetivos… y convocó a acuerdos con base en reclamos sociales como revivir la Ley de Víctimas y delinear una impostergable reforma educativa sin plazas vitalicias ni heredadas.

Ahora habrá de mirarse el tránsito de las palabras a los hechos… del sufragio efectivo al gobierno eficaz. Se ha dicho el qué… falta el cómo.

Observadores reclaman. En lugar de retórica valdría más un pacto escrito en iniciativas de ley. Arriesgarse a privilegiar la negociación en democracia sin los fantasmas de la autocracia.

Suspicacias aparte, el Pacto por México es amplio. Demuestra cómo las fuerzas políticas son capaces de alcanzar acuerdos. Según el secretario de Gobernación no tiene dedicatoria… no va dirigido a alguien en particular… “Quienes no han querido suscribirlo, responden más a razones ideológicas que a motivos prácticos”.

–¿Vencerán los poderes pácticos a los poderes fácticos?

El ala dura del perredismo y Andrés Manuel López Obrador desairan el acuerdo. Vislumbran mañosas intenciones de entregar Pemex a la inversión privada, así como una reforma fiscal sospechosa. Ven detrás a la mafia del poder.

Hasta ahora van ganando quienes firmaron el documento en el Castillo de Chapultepec —sede por demás simbólica de otros concilios sociales, propios e internacionales—.

El Pacto por México también es un catecismo. Muestra el tamaño de la voluntad presidencial y el compromiso del nuevo gobierno a favor de acciones inmediatas… Ojalá.

MONJE LOCO: Desde hoy el DF será una Ciudad con (Miguel) Ángel.

La estafeta que recibe Mancera es una corona de espinas: el apestoso conflicto de la Universidad chilanga; la falta de normas para sancionar manifestaciones, plantones, mítines, bloqueos y actos vandálicos como el del sábado; casi listos los segundos pisos, pero hechos un asco los primeros; el problemón de la basura; los microbuseros; Tepito; búnker de la mafia… y todo lo que quiera sumar y sumar… Marcelo quedó a deber lo que tendrá que pagar quien llega… un hombre derecho… y de derecho, el cual habrá de homologar nuestra categoría ciudadana con el resto del país. Hay confianza y experiencia.

josecardenas@me.com

Rodeli Superiberia

Consejeros del IVAI no desquitan salario

Los pícnic’s están de regreso